Dream Yoga y Lucid Dreaming - Lucid Dream Leaf

Dream Yoga y Lucid Dreaming

«Yoga de los sueños» Puede parecernos un nombre poco apropiado hoy en día, ya que no encontrará un perro deprimido en su práctica y, de hecho, tiene muy poco que ver con el cuerpo físico. La palabra «yoga» se usa aquí por su significado sánscrito original, que se traduce aproximadamente como «unir» o «unir». La práctica del yoga de los sueños es en realidad la forma más antigua de lo que ahora conocemos como sueño lucido y se remonta a las comunidades tibetanas hace unos mil años. Aunque no puede tomar una clase de yoga de ensueño junto a mujeres vestidas de licra en un estudio de Los Ángeles soleado, la filosofía y los objetivos del yoga de los sueños pueden proporcionar iluminación y un nuevo nivel de conciencia a quienes mantienen viva la práctica hoy.

En un esfuerzo por evitar enredarme en explicaciones complicadas de la antigua filosofía tibetana y palabras sánscritas muy largas, simplificaré todo lo mejor que pueda. En esencia, el yoga de los sueños es la práctica de romper la barrera entre la vigilia y el sueño, mientras se obtiene una mayor conciencia en ambos estados. Las ideas que componen esta filosofía se basan en un supuesto: que la realidad es tan fugaz e ilusoria como creemos que son los sueños.

La fe budista tiene un principio llamado «interdependencia», que postula que nada en nuestro mundo físico está realmente aquí en un verdadero sentido. Si bien podemos ver y tocar cosas frente a nosotros, esas cosas no son más que una representación física de una colección de historia, desarrollo y percepciones que hemos acordado colectivamente que significan una cosa. Para aclarar, no hay nada intrínsecamente lápiz en un lápiz. Nuestra historia de los utensilios de escritura, los diferentes materiales que componen el lápiz y cómo hemos llegado a usar y pensar en el lápiz es lo que lo hace así. Para llevar esta idea a un ámbito más metafísico, no hay nada en ti como persona que sea inherentemente tú. No se puede señalar a su cuerpo o cerebro como el centro tangible de usted mismo; la idea de una persona es algo que no está indisolublemente ligado al cuerpo físico ni completamente separado de él. Para tener una mejor idea de la interdependencia, haga una búsqueda rápida del término y navegue un poco.

La línea de fondo…

Es que una vez que empezamos a cuestionar qué constituye la «realidad», la línea que divide nuestra vida diaria y nuestros mundos oníricos se vuelve muy fluida. Aquí es donde entra en juego la palabra «yoga»; Así como el yoga LA revestido de Lycra tiene como objetivo unir la respiración con el movimiento, el yoga de los sueños busca unir el mundo de la vigilia con el de los sueños.

En lo que respecta a los soñadores modernos, el yoga de los sueños es en realidad muy similar a los sueños lúcidos. De hecho, lo que hoy consideramos sueños lúcidos es simplemente la segunda mitad del yoga de los sueños, que teóricamente se puede practicar las 24 horas del día. La práctica diurna del yoga de los sueños trabaja para volverse muy consciente de las conexiones entre el mundo «real» y el mundo de los sueños y romper las nociones de realidad absoluta. La parte nocturna es donde entra el sueño lúcido, trabajando el proceso a la inversa y llevando la realidad al sueño.

Hay dos formas sencillas de incorporar la práctica del yoga de los sueños en tu vida de vigilia:

1 – Preste mucha atención a las sensaciones de estar despierto y alerta durante el día y observe cómo se siente estar consciente. Tener una firme comprensión de este sentimiento mientras está despierto le ayudará a lograrlo en sus sueños lúcidos.

2 – Tómese un tiempo durante el día para mirar a su alrededor, hacer un inventario de las cosas que está viendo y experimentando, y repítase firmemente que nada de eso es realmente real. Esto puede parecer difícil de decirse a sí mismo, y mucho menos creerlo, pero en realidad es muy similar a realizar controles de estado durante un sueño lúcido. Este ejercicio le ayudará a seguir aflojando su control sobre la realidad absoluta.

Trabajando en conjunto con la práctica regular de sueños lúcidos, el yoga de los sueños puede transformar su vida diaria en una forma de meditación constante y sutil. Desdibujar esa línea entre la vigilia y el sueño puede reactivar su conciencia y cambiar la forma en que ve la vida en general. Si tiene curiosidad, hay muchos libros y sitios web que tratan esta práctica con gran detalle, pero mientras tanto, ¡comience a experimentar! Puede que te encuentres iluminado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *